La expedición EuskarAbentura se compone cada año de 120 jzioquitarrak: chicos y chicas de 15-17 años provenientes de los siete territorios vascos y de la diáspora.

Para optar a ser jzioquitarra, los jóvenes deben participar en un proceso de selección para el que deberán realizar un proyecto personal, así como un vídeo de presentación (la campaña de matriculación tiene lugar entre diciembre y marzo). Los proyectos deberán versar sobre uno de los tres temas que EuskarAbentura propone cada año y se podrán realizar en seis formatos diferentes (histórico, literario, audiovisual, musical, plástico o digital), respetando las condiciones detalladas en las bases de inscripción.

Los proyectos recibidos serán valorados en base a criterios de originalidad, estilo, técnica y calidad por un jurado compuesto por miembros de Eusko Ikaskuntza y de la Fundación PuntuEUS.

Los 120 proyectos mejor valorados recibirán la plaza y beca de participación en la expedición. A la hora de formar el grupo expedicionario se tomarán en cuenta, además de los proyectos de candidatura, el género, el origen y la realidad sociolinguistica de los y las candidatas, con el objetivo de formar un grupo que refleje la diversidad de la juventud euskaldun.